El principal monumento de la ciudad de Pachuca fue destruida y remodelada a capricho.