“No pedimos leyes, sino que las que están se abran a todos”

. Según el diario Milenio – Hidalgo, el presidente de “1791 Asociación por la Diversidad”, Alejandro Ávila Huerta reaccionó a favor de que en Hidalgo se armonice el reconocimiento que dio la SCJN a los matrimonios entre personas del mismo sexi, a pesar de que el Congreso local no lo tiene en sus planes.

La ley es para todos

Pachuca, Hgo., México (desdeabajo).- El presidente de “1791 Asociación por la Diversidad”, Alejandro Ávila Huerta, se manifestó complacido por el aval jurídico que dio la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que obliga a todos los estados de la República a reconocer los matrimonios del mismo sexo que se hayan celebrado en el Distrito Federal y dijo que se esta dispuesto a proponer y a dialogar en el Congreso de Hidalgo para armonizar las reformas necesarias en la Entidad.

Según lo dio a conocer el diario Milenio – Hidalgo, Ávila Huerta reaccionó así a pesar de que el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Roberto Pedraza Martínez, manifestó que no se tienen planeada un iniciativa para legalizar matrimonio gay en Hidalgo, por lo que el dirigente de 1791 AC reaccionó ante tal postura.

Por ello, señala el informativo, el activista “criticó la apatía de los legisladores en abordar el tema, por lo que adelantó que trabajarán en una iniciativa para aprobar las uniones entre personas del mismo sexo y la turnarán a la Cámara de diputados local.

“Sabemos que los grupos dominantes centristas y de derecha nunca han trabajado por los derechos, es la lamentable esta visión, ni si quiera se pide que se creen leyes, sino que las que existen se abran a toda la población” finalizó el representante gay.

“Los grupos minoritarios tienen que luchar por sus derechos, lamentablemente así es, por eso estamos dispuestos a trabajar a dialogar con otras organizaciones de derechos humanos en el estado, esperamos recibir apertura al diálogo en el Congreso, estamos dispuestos a proponer”, concluyó.

“Históricamente la mayoría de los países que han terminado por aceptar los matrimonios y adopciones de personas del mismo sexo han empezado con leyes de uniones civiles como las de sociedades de convivencia y como los pactos de solidaridad, casos como el de Argentina, en el que se había aprobado estos derechos en sólo dos o tres estados y luego a nivel nacional demuestra que se puede brincar directamente a la aprobación de estos derechos, pero siendo realistas, con estas autoridades no hay gran esperanza de que suceda”, dijo Ávila.

El líder dijo que la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI) ha tenido que luchar contra corriente para que la sociedad reconozca sus derechos.

“Los derechos humanos no están ni a prueba ni a discusión, las sociedades de convivencia han sido un salida fácil, no es una ley que vaya dirigida a la comunidad LGTTTI que desea legalizar una unión, el estado civil no cambia y otorga sólo la tercera parte de lo que reconoce el matrimonio, faltan derechos como la herencia, pensiones por viudez, entre otras, padre y hermanos tienen más fuerza legal que una pareja asociada en convivencia, ése es el problema que veo, pero sin duda es un avance”, manifestó.

Comentarios

You may also like