El KKE extiende sus saludos camaraderiles a los Partidos Comunistas, las y los comunistas, y a un gran número de luchadores de todo el mundo que han expresado su apoyo y solidaridad sincera con nuestro Partido, porque han apreciado las duras luchas clasistas que el partido ha llevado a cabo durante un largo periodo de tiempo, antes y durante la crisis capitalista.

 

 

por Giorgos Marinos, miembro del Buró Político del KKE

Nuestro Partido seguirá siendo digno de su confianza e intensificará la lucha por los intereses de la clase obrera y de los sectores populares, por el derrocamiento de la barbarie capitalista, por el socialismo. Porque esto es lo que exige el objetivo de la abolición de la explotación del hombre por el hombre, este principio fundamental de los partidos comunistas.

Los acontecimientos en Grecia y en particular las dos últimas batallas electorales han provocado muchas discusiones acerca del KKE y la “izquierda”, el papel de los “gobiernos de izquierda”, la postura de los comunistas.

Algunas fuerzas que todavía utilizan el título del “Partido Comunista” a pesar de que están en camino de mutación socialdemócrata y otras fuerzas que hablan en nombre de la “izquierda” han abierto un frente –de modo abierto o solapado- contra el KKE, calumniando su actividad, ocultando o distorsionando sus posiciones, hablando de sectarismo de modo infundado, utilizando la polémica del oponente, adoptando y difundiendo las posiciones de SYRIZA.

SYRIZA es un partidario fanático de la Unión Europea, vehículo de la visión utópica del “capitalismo con rostro humano” constituido por fuerzas oportunistas de derecha, “desechos” de la lucha de clases, grupos marginales de la extrema izquierda (trotskistas y ex maoístas) y una parte importante de cuadros del PASOK socialdemócrata.

Las fuerzas que han abierto un frente contra el KKE, entre los cuales es el aparato del “Partido de la Izquierda Europea” y otras organizaciones defensoras de la caricatura del “socialismo del siglo XXI”, han sido expuestas porque la actividad del KKE y su contribución en la lucha revolucionaria las refuta. Sin embargo, su postura es perjudicial para la clase obrera, los sectores populares, la juventud, porque se ponen del lado de los oponentes de los comunistas. Los comunistas que luchan constantemente contra la burguesía, el imperialismo y se oponen de modo militante a la asimilación de los trabajadores en los objetivos del capital.

Hacemos un llamado a las y los comunistas, los trabajadores y las trabajadoras que siguen el desarrollo de los acontecimientos en Grecia y están interesados en el curso de la lucha de clases para tener una mejor comprensión de la estratégica y la táctica del KKE, su historia y sus luchas. Hay que evaluar sus posiciones con criterios ideológicos y políticos concretos y no en base a rumores y calumnias infundadas. Entonces, se darán cuenta de que el ataque contra la estrategia del KKE y su política de alianzas así como los argumentos ridículos en relación con el sectarismo y el aislamiento han sido iniciados por fuerzas burguesas, o fuerzas que han rechazado en la práctica los principios marxistas-leninistas, la necesidad del socialismo, la esencia de la lucha de clases que es significativo cuando está vinculado al poder obrero y popular.

Serán capaces de discernir que estas fuerzas siguen una línea política de gestión burguesa que se esconde tras la discusión por una “solución de la izquierda”, sembrando ilusiones acerca de la “humanización del capitalismo”, con consecuencias muy negativas para la lucha de los trabajadores.

Lo peor es que estas fuerzas que atacan al KKE de modo solapado y algunas veces pretenden ser su “amigo”, están tratando de utilizar el resultado electoral para apoyar sus afirmaciones peligrosas.

Con respecto a los acontecimientos en Grecia

En Grecia, la profunda crisis capitalista de sobreacumulación de capitales que ha entrado en su cuarto año, en combinación con la crisis en otros Estados-miembros de la UE, provoca la agresividad intensa de los monopolios y de sus representantes políticos y se expresa a través del conjunto de su estrategia antipopular. Los “memorandos” que han sido firmados entre los gobiernos griegos, la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional son parte esta estrategia.

El deterioro de la situación de la clase obrera y de los sectores populares causado por la ofensiva del capital, el desarrollo de la lucha de clases con la contribución decisiva del KKE y del movimiento de orientación de clase, ha llevado al gran desgaste del PASOK socialdemócrata que implementaba una dura política antipopular durante muchos años. Ha llevado al desgaste del partido liberal de la ND y en general del bipartidismo que perdió la capacidad de atrapar las fuerzas populares tal como hacía los años anteriores.

En esta base, se promueve la reforma del escenario político con el apoyo de la burguesía, la Unión Europea y otros mecanismos imperialistas para que la crisis capitalista se gestión más eficazmente a favor del capital, para obstaculizar la lucha de clases, para atacar el KKE y el movimiento de clase.

Un elemento básico de la reforma del escenario político es la creación de los dos nuevos polos, el de la “centroderecha” basada en la ND y el de la “centroizquierda” basada en SYRIZA junto con la participación de gran parte de cuadros del PASOK que tienen responsabilidades criminales en relación con la aplicación de la línea política antipopular durante los años anteriores.

Grecia y las elecciones parlamentarias se han utilizado como una arena de rivalidades interimperialistas entre los EE.UU., la UE, Francia y Alemania. Esto ha sido expresado también por la postura de las fuerzas políticas griegas, sobre todo de la ND, del PASOK y de SYRIZA que “coquetea” con Francia y los EE.UU.

La asimilación profunda y multifacético de Grecia en la Unión Europea, la profunda crisis prolongada en combinación con la manifestación de la recesión en la zona euro hizo la intervención de la UE, del FMI y de los EE.UU. necesaria para detener todas las tendencias de radicalización del movimiento en Grecia y su impacto internacional.

Las declaraciones sistemáticas de funcionarios de las organizaciones imperialistas así como publicaciones en la prensa extranjera, incluyendo el llamamiento de Financial Times alemán por un voto a favor de la ND, aumentan la polarización y el chantaje para que el pueblo se dirija a los dos polos de la gestión burguesa.

La evaluación del resultado de las elecciones

El KKE ha hecho un gran esfuerzo, logrando un 8,5%, 536.000 votos y 26 diputados en las elecciones del 6 de mayo pero no fue complaciente. Ha hablado claramente sobre el plan de debilitar el KKE, ha previsto y luchado, en la medida de lo posible, contra el ataque organizado contra el KKE y se ha mantenido de pie con un 4% de pérdidas de su fuerza electoral, con una reducción de votos y diputados, logrando al final un 4,5%, 12 diputados y 277.000 votos.

¿Qué ha ocurrido entre las dos batallas electorales? ¿Qué dilemas ha planteado el sistema burgués para atrapar a las fuerzas populares? El Comité Central del KKE ha hecho una primera evaluación del resultado, que ahora se está discutiendo en las organizaciones de base del partido y en reuniones con los amigos del partido con el fin de acumular la experiencia colectiva y utilizarla para la evaluación final. Para entender el clima político que prevalecía, sobre todo en la segunda batalla electoral, es importante saber que según la ley electoral el primer partido en votos recibe un bono de 50 diputados (en un total de 300 escaños en el parlamento griego), para “facilitar” el esfuerzo de formar un gobierno. En las primeras elecciones (en que el KKE obtuvo 8,5%) la diferencia entre el primer partido (ND) y el segundo (SYRIZA) fue un 2,1%, y la lucha por la primera posición creó condiciones de intensa polarización.

El CC del KKE evaluó que “Las pérdidas significativas del KKE, no reflejan el impacto de sus posiciones y su actividad de cara a los desarrollos negativos que se prevén. Esto se ha llevado a cabo bajo la presión de la corriente de ilusiones y la lógica del mal menor, del camino sin dolor y fácil a través del cual supuestamente es posible formar un gobierno para gestionar la crisis en el terreno del poder de los monopolios y de la asimilación en la UE, que se encargará de detener el deterioro de la situación del pueblo. Además, produjo un impacto al clima de miedo y de intimidación sobre la expulsión de Grecia de la zona euro. Ha ocurrido en condiciones de ofensiva sistemática y solapada por los mecanismos ideológico-políticos del sistema hasta incluso mediante el uso sistemático del internet. El objetivo principal fue debilitar el Partido para impedir el fortalecimiento del movimiento obrero en condiciones en que la posición del pueblo se está deteriorando.

La conclusión es que el resultado electoral en su conjunto refleja la tendencia de contención del radicalismo de clase que se había desarrollado durante el período de la crisis, bajo la presión de la corriente del radicalismo pequeñoburgués emergente, dirigida por la ideología y la propaganda burguesa. Es obvio que las luchas que se desarrollaron no lograron profundizar y consolidar el radicalismo ya que no tenían carácter de masas y no lograron la organización y la orientación política que requieren las condiciones actuales. En última instancia, cualquier tendencia positiva que se desarrolló fue influenciada por el contenido antimemorándum estrecho, por la disminución de las expectativas en condiciones de expansión de la pobreza y de desempleo masivo.

El papel de SYRIZA

Las fuerzas que apoyan –de modo abierto o encubierto- a SYRIZA y calumnian el KKE tienen la obligación de explicar a los cuadros y miembros de sus partidos, a la clase obrera y los sectores populares los siguientes asuntos:

¿Por qué ocultan que el elemento común de la política de la ND, del PASOK, de SYRIZA y de los demás partidos excepto del KKE es el apoyo de la UE, de la organización interestatal imperialista que ha sido probado que implementa la estrategia antipopular y que el criterio de su creación y desarrollo son los intereses de los grupos monopólicos y de las multinacionales?

¿Por qué ocultan que una parte de la burguesía, grupos financieros fuertes que controlan periódicos, la radio y los canales de televisión, así como los medios de comunicación estatales han apoyado decisivamente SYRIZA, e incluso el presidente de la Federación Helénica de Empresas ha propuesto un gobierno de concordia nacional con la participación de SYRIZA?

¿Por qué ocultan que en el curso del proceso electoral, y sobre todo después de las elecciones del 6 de mayo, SYRIZA abandonó incluso a las consignas con respecto de la cancelación del memorándum y del contrato de préstamo, la estatificación de empresas etc. y adaptó perfectamente su programa a las necesidades de la gestión burguesa?

¿Por qué ocultan que gran parte de los cuadros más corruptos del PASOK en las autoridades locales, los sindicatos y en el aparato del Estado han desempeñado un papel principal en la manipulación de fuerzas populares, de los votantes del PASOK, ejerciendo presiones diversas a favor de SYRIZA?

¿Por qué ocultan que está en marcha un plan para reagrupar la socialdemocracia, con SYRIZA en su núcleo? La socialdemocracia ha sido muy útil para la burguesía con el fin de erosionar la conciencia radical del pueblo a favor de la “vía de sentido único de la UE”, atacar y controlar el movimiento obrero?

¿Por qué ocultan que este partido continuamente utiliza el anticomunismo cuando al mismo tiempo hace un llamamiento para la “unidad de la izquierda”? En un evento electoral central de SYRIZA, al que asistió su presidente, el “filósofo” esloveno Slavoj Zizek dijo en una muestra vulgar de anticomunismo que “Si he comprendido bien, esto es lo que el KKE, el partido de quienes todavía viven porque se olvidan de morir, está diciendo” y recibió un aplauso entusiasta por el auditorio.

¿Por qué ocultan que ha utilizado todo tipo de táctica sucia contra el KKE para usurpar el voto del pueblo tratando de lograr la primera posición en las elecciones o incluso la capacidad de formar un gobierno de un solo partido?

Se trata de tácticas sucias, incluyendo entre otras cosas el suministro de periodistas burgueses con propaganda negra y falsa sobre diferentes puntos de vista en el Comité Central y en el Buró Político del KKE sobre la postura en relación con SYRIZA y la participación en un gobierno de gestión burguesa. La experiencia de las condiciones en que el KKE ha luchado en estas elecciones es valiosa para todos los Partidos Comunistas y por esta razón les informamos acerca de las diferentes provocaciones que se produjeron incluyendo la provocación en el Twitter donde los mecanismos crearon una cuenta falsa del KKE que la utilizaron para llamar al pueblo a votar por SYRIZA.

¿Por qué ocultan que pocos días antes de las elecciones el presidente de SYRIZA tuvo una reunión con el personal diplomático de los G20 en Atenas para “establecer un clima de confianza”? ¿Con quiénes? ¿Con el club de los capitalistas e imperialistas más fuertes en el mundo?

Y es más. El personal de SYRIZA ha presentado al pueblo griego la política de Obama en los EE.UU. como un ejemplo de política realista de gestión de la crisis a favor del pueblo. Además, afirmó falsamente que la elección del socialdemócrata de Hollande sería un factor que traería un “nuevo viento”, cambios a favor de los pueblos en Europa. Al mismo tiempo, el gobierno socialdemócrata en Francia llamaba al pueblo griego a someterse a los compromisos con la Unión Europea y –a pesar de lar rivalidades interimperialistas- participa junto con el gobierno alemán en la preparación de nuevas medidas antipopulares que se están preparando en la UE para la integración económica y política.

Estos eventos no se pueden anular. El KKE no necesita recurrir a teorías de conspiraciones. La verdad no se puede ocultar. Esto es de gran importancia para que cada trabajador que está interesado en la situación en Grecia y el papel de las fuerzas políticas pueda forme su opinión.

Durante un largo período, se fomentaban mitos sobre el papel del SYRIZA al movimiento obrero y popular. Se presentó de una manera engañosa como una fuerza potente de la oposición mientras no tenía ninguna contribución, ni siquiera la más mínima al desarrollo de la lucha en las fábricas, en las empresas, en la organización de las luchas, las huelgas y otras movilizaciones de masas.

En realidad, este partido iba a remolque de la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE) y de la Confederación de los Funcionarios Públicos (ADEDY) que funcionan como instrumentos del capital, los vehículos del sindicalismo colaboracionista con la patronal y el gobierno y de la “colaboración de clases”.

La postura de SYRIZA en el movimiento de las “plazas”, que fue efímero, con un carácter de masas limitado y que fue un caldo de cultivo de posiciones reaccionarias, fue oportunista e integrada en el plan de aquellos que trataron de tomar las riendas de la gestión burguesa. SYRIZA tiene grandes responsabilidades porque ha compartido las “plazas de los indignados” junto con el monstruo fascista del “Amanecer Dorado” que apareció junto con otras fuerzas nacionalistas) como una fuerza antimemorándum, promocionando consignas vulgares y reaccionarias con el fin de manipular la indignación de los trabajadores.

La lucha del KKE

La ofensiva contra el KKE después de las elecciones no se ha llevado a cabo solamente por varios grupos trotskistas conocidos sino también por las fuerzas del Partido de la Izquierda Europea como el “Bloque de la Izquierda” portugués y la “Refundación Comunista” italiana. Los presidentes de estos dos partidos no han podido resistirse a mostrar la antipatía del oportunismo europeo hacia el KKE.

Igual de provocadoras son algunas fuerzas que culpan al KKE poruq la ND ha logrado formar un gobierno. Pero estas fuerzas ocultan que el único partido que realmente se opuso a la ND y el PASOK fue el KKE porque, a diferencia de SYRIZA, no está comprometido con la UE, la OTAN, el gran capital y su poder. No fomenta ilusiones parlamentarias y le dice al pueblo la verdad acerca de las fuerzas de la gestión burguesa. Nuestro partido lleva años luchando contra los dilemas de intimidación de la ”derecha-contraderecha”, “centroderecha-centroizquierda” y combate la lógica del mal menor que es un callejón sin salida y que hizo que los partidos comunistas en Europa vayan de remolque a la socialdemocracia.

El esfuerzo de calumniar el KKE caerá en oídos sordos y sus iniciadores estarán totalmente expuestos porque la propaganda del sectarismo y del aislamiento que utilizan las fuerzas que atacan nuestro partido es refutada por el papel protagonista del KKE, de la KNE y del PAME, de los sindicatos de clase, de las agrupaciones militantes de los demás sectores populares y de la juventud, en las decenas de huelgas generales, sectoriales, en empresas, en cientos de movilizaciones multiformes en las que se reunieron miles de trabajadores con objetivos de lucha que expresan los intereses de los trabajadores que entran en conflicto con el poder del capital, con la barbarie capitalista.

Estos logros importantes no pueden ser anulados por el resultado electoral que fue negativo para el pueblo.

Se trata de una experiencia valiosa y un legado para la escalada de la lucha de clases hasta el final.

El KKE se opuso y se opone a la unión e insiste en la alianza social entre la clase obrera, los sectores populares en la ciudad y en el campo, con la participación de las mujeres y de los jóvenes. Rechaza la colaboración para la formación de un “gobierno de izquierda” para gestionar el capitalismo e insiste en la formación de una alianza sociopolítica que luche por los problemas del pueblo, que entrará en conflicto con los monopolios y con el imperialismo y dirigirá su lucha al derrocamiento de la barbarie capitalista, la conquista del poder obrero y popular.

La estrategia que promete un futuro mejor para los trabajadores y los desempleados a través de un llamado gobierno de izquierda o progresista mientras que el poder del capital y la propiedad capitalista en los medios de producción se mantienen intactas, es peligrosa. Esta estrategia ha sido probada y se ha demostrado que está en quiebra. Ha llevado a varios partidos comunistas a la asimilación e incluso a la disolución.

Esa estrategia oculta el problema fundamental. Oculta que el problema del desempleo que se está creciendo de forma incontrolada, no se puede resolver mientras el poder y la riqueza que produce la clase obrera permanecen en manos de los capitalistas, mientras predomina la anarquía capitalista y existe el afán del lucro.

Las necesidades contemporáneas del pueblo no se pueden satisfacer porque el capitalismo está en su última fase, la fase imperialista y es totalmente reaccionario. Las dificultades en la reproducción del capital, el antagonismo entre los monopolios para predominar fortalecen el ataque que se dirige a la reducción del precio de la fuerza de trabajo y al aumento del grado de explotación. Incluso las conquistas pequeñas requieren conflictos duros con las fuerzas del capital como demuestra la huelga heroica de 7 meses de los trabajadores en la Acería en Asprópirgos que ha contado con el apoyo del KKE y del PAME junto con miles de trabajadores en Grecia y en el extranjero que expresan su solidaridad de clase.

La lucha cotidiana por el derecho al trabajo, la protección de los desempleados, los salarios y las pensiones, asistencia sanitaria, bienestar y educación gratuitos. La lucha cotidiana contra las guerras imperialistas, por la retirada de las uniones imperialistas, por la soberanía popular, por los derechos democráticos está íntimamente ligada con la lucha por el derrocamiento del capitalismo.

La posición de principios del KKE subraya que un partido revolucionario no puede tener dos caras, no puede negar su estrategia, la lucha por el poder obrero y popular, por el socialismo, con el fin de arrebatar votos en las elecciones parlamentarias apoyando formaciones de gestión que facilitan el sistema.

El KKE ha dicho al pueblo la verdad. Le ha llamado a apoyar el KKE para que sea fuerte, de manera que podría contribuir decisivamente a la obstaculización de medidas antilaborales, al reagrupamiento y fortalecimiento del movimiento obrero y popular, al desarrollo de luchas militantes, al allanamiento del camino para los cambios radicales.

El KKE nadó contra la corriente, tal como ha hecho en otras ocasiones sobre asuntos políticos cruciales entre los cuales fueron la revelación del carácter de la contrarrevolución y del derrocamiento del socialismo, la revelación del carácter imperialista de la UE y la lucha contra esta, la oposición al tratado de Maastricht, la condena de las intervenciones imperialistas y de los pretextos que las justifican etc.

En este sentido el KKE dio las batallas electorales contra la corriente de miedo y el fatalismo, contra las amenazas diversas de ingobernabilidad y de expulsión de la zona euro, contra las ilusiones promovidas de manera sistemática por SYRIZA. Explicó al pueblo el carácter de la crisis capitalista y las condiciones previas para una salida a favor de los trabajadores, las condiciones previas ligadas con la retirada de la UE y la OTAN, la cancelación unilateral de la deuda, la socialización de los medios concentrados de producción, es decir el gobierno del poder obrero y popular. Opuso el gobierno obrero y popular al gobierno de la gestión burguesa. Ha librado esta batalla teniendo en cuenta el riesgo del coste electoral.

Pero incluso el más mínimo retroceso por parte del partido ante la presión para participar en un gobierno de gestión de la crisis habría llevado al desarme y al retroceso, a la derrota del movimiento obrero, a la cancelación del esfuerzo de formar la alianza sociopolítica que entraría en conflicto con la línea política de los monopolios, las uniones imperialistas, la UE y la OTAN. Habría cancelado todo esfuerzo de reunir fuerzas en la lucha por los problemas cotidianos que se están agudizando cada vez más, por la perspectiva del poder obrero y popular. En la práctica, el KKE habría cancelado la coherencia y la firmeza de sus obras y palabras, dado que le pedían al partido a hacer concesiones perjudiciales y equivocadas de carácter decisivo tanto respecto a su programa como a las tareas de lucha inmediatas.

Es de gran importancia que en esas condiciones, cuando una serie de otros partidos no están representados en el parlamento o se han difundido en formaciones socialdemócratas o izquierdas oportunistas en Europa, el KKE se mantuvo firme con menos fuerza electoral en comparación con su influencia política más amplia. Su estrategia con respecto a las dos vías de desarrollo, la necesidad de la alianza sociopolítica y la lucha por el poder obrero y popular, la ampliación y la profundización de sus vínculos con la clase obrera, los sectores populares pobres, sigue siendo un elemento de su nueva actividad en el pueblo para que se mantenga de pie, para que no se sucumba ante los nuevos peligros que le esperan.

La estrategia del KKE ha sido confirmada por los acontecimientos en base diaria. Se trata de una estrategia basada en los principios comunistas, en base a las leyes de la lucha de clases y determina el objetivo, el camino y las condiciones previas a fin de resolver la contradicción fundamental entre el capital y el trabajo, con el fin de resolver el problema central del poder y abolir las relaciones de producción explotadoras en condiciones en las que el capitalismo sufre de sus contradicciones irreconciliables, se vuelve más reaccionario y peligroso y no hay ninguna fórmula de gestión del sistema que pueda dar una solución a favor del pueblo. Con esta estrategia, con esta línea de lucha el KKE contribuye incansablemente al esfuerzo de reagrupar el movimiento comunista en base revolucionaria; estimula y apoya la lucha de los comunistas, la lucha antiimperialista en todo el mundo, refuerza la solidaridad internacionalista asumiendo al mismo tiempo su responsabilidad en el desarrollo de la lucha de clases a nivel nacional.

Nuestro partido es muy exigente en la evaluación autocrítica de su curso. Destaca que no es suficiente tener una estrategia correcta y un espíritu militante. Hay que estudiar bien sus debilidades para ser más eficaz en cuestiones de dirección política, para mejorar la educación ideológica y política, para acelerar la construcción de organizaciones del partido en las fábricas, en los centros de trabajo, en los barrios populares. Para fortalecer el movimiento de orientación de clase, para que los sindicatos y otras organizaciones sean más masivos, para que nuevas fuerzas participen en la lucha.

El KKE continúa su lucha con un mayor sentido de responsabilidad y determinación por los problemas del pueblo. Centra su atención en la lucha contra la política fiscal antipopular, por los convenios colectivos, los salarios, las pensiones, la protección de los desempleados, la salud, el bienestar, la educación. Al mismo tiempo prepara a sus fuerzas contra el peligro de una guerra imperialista contra Siria e Irán.

Lucha contra la política antipopular del gobierno de la ND, del PASOK y de la DIMAR (Izquierda Democrática), que ha surgido de una escisión de SYRIZA y es parte del plan de manipulación “izquierda” del pueblo. Lleva a cabo una lucha más organizada contra las ilusiones de izquierda que promueve SYRIZA; refuerza su lucha contra el “Amanecer Dorado” fascista.

Desde hace tiempo habíamos informado a muchos partidos comunistas que el ataque contra el KKE se intensificará. Muchos camaradas saben que la burguesía, los mecanismos estatales y paraestatales han utilizado medios de represión y provocación contra el KKE y el PAME y ahora hay que estar muy bien preparados para hacer frente a la escalada del ataque contra el partido.

Continuamos nuestra lucha. Nos esforzamos por ser más eficaces en la organización y el desarrollo de la lucha de clases.

La reducción de la fuerza electoral del KKE no invalida las ventajas de importancia decisiva que ha logrado nuestro partido con gran esfuerzo. No invalida la fuerza que tiene en los sindicatos, en las organizaciones de masas, en el movimiento obrero y popular, en la juventud, su prestigio en la clase obrera, la confianza que expresa el pueblo en las luchas cotidianas independientemente de si esto ha sido expresado en las elecciones.

“Amigo en las buenas”

Por lo tanto, las fuerzas que tratan abiertamente o en secreto de interpretar el resultado electoral de manera arbitraria para socavar la estrategia y la táctica del KKE así como su papel en el movimiento comunista internacional, serán juzgados por los comunistas revolucionarios, por la clase obrera.

Hay suficientes fuerzas para la gestión del sistema. Lo que necesitan los pueblos son partidos comunistas verdaderos que no van a gestionar la barbarie capitalista en el nombre de la “izquierda gubernamental” y del realismo de aceptar la correlación de fuerzas negativa. Porque de este modo se allanaría el camino para las fuerzas del capital, se perdería un tiempo valioso por lo que la clase obrera y los sectores populares pagarían un alto precio.

Redacción Desde Abajo

Redacción Desde Abajo

Redacción Desde Abajo at Agencia Alternativa Desde Abajo
Las noticias más destacadas sobre política, cultura, género y los derechos humanos.
Redacción Desde Abajo
Redacción Desde AbajoCrisis y proletariadoInternacionalismoNotasPolíticaPueblo
El KKE extiende sus saludos camaraderiles a los Partidos Comunistas, las y los comunistas, y a un gran número de luchadores de todo el mundo que han expresado su apoyo y solidaridad sincera con nuestro Partido, porque han apreciado las duras luchas clasistas que el partido ha llevado a...