Huelga en minera Nuevo Monte, ardid para desestabilizar oposición a confinamiento en Zimapán

. COMSA, contratista minera propiedad del diputado local del PRI, Carlos Ortíz Rodríguez, instó a sus trabajadores a irse a huelga con la finalidad de presionar a Nuevo Monte para obtener fondos mineros y posicionarse con respecto a los otros contratistas. Al mismo tiempo, en el Palacio de Gobierno estatal, se busca aprovechar la ocasión para culpar a José María Lozano, dirigente de Todos Somos Zimapán, del hecho, lo cual fue obedecido por el nutrido bloque de columnistas locales agenciados en el poder, quienes en todo momento afirmaron que “busca destruir la paz social y afectar a la economía del pueblo” .

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo


Diputado Carlos Ortíz Rodríguez. (Foto: Congreso de Hidalgo)

Las acusaciones de los medios de comunicación asociados al Gobierno del Estado de Hidalgo, aunadas a las declaraciones del subsecretario de Gobierno de la entidad, Federico Vera Copca, y militantes del PRI hidalguense, sobre que José María Lozano, dirigente de Todos Somos Zimapán, está detrás de la huelga de trabajadores mineros en la compañía minera Nuevo Monte para “desestabilizar” el municipio, es una más de las fabricaciones del aparato de poder local para linchar la resistencia popular de Zimapán contra la instalación del confinamiento tóxico en esa zona.

El Ejecutivo hidalguense ha reconocido, a través de sus gestiones para reabrir la minera, que la exigencia de los trabajadores para que Nuevo Monte otorgara el exclusivo otorgamiento de las contrataciones a una sola empresa contratista es: COMSA (Contratista de Obras Mineras).

Y es que COMSA figura entre las propiedades del diputado local del PRI por Zimapán, Carlos Teodoro Ortíz Rodríguez, pródigo empresario minero, hecho legislador por ese distrito a pesar de que en Guanajuato ha pasado gran parte de su vida. De hecho allí se hizo férreo simpatizante del PAN, tanto que apoyó abiertamente la campaña presidencial de Vicente Fox.

COMSA instó a sus trabajadores a irse a huelga con la finalidad de presionar a Nuevo Monte para obtener fondos mineros y posicionarse con respecto a los otros contratistas. Al mismo tiempo, impulsado por sus jefes en Palacio de Gobierno, aprovecharon la ocasión para culpar a Lozano, también candidato del PRD a la alcaldía de Zimapán, a lo que le siguió el nutrido bloque de columnistas locales agenciados en el poder estatal, quienes en todo momento afirmaron que el dirigente de Todos Somos Zimapán “busca destruir la paz social y afectar a la economía del pueblo” “! Quiere sembrar la inestabilidad!” ¡”Zimapán es rehén de José María Lozano” según han escrito
El objetivo, como en ocasiones anteriores, es tratar de desarmar al dirigente de Todos Somos Zimapán.

No obstante, Gobierno insistió en preguntar al gerente de Nuevo Monte si en realidad el paro laboral era obra del candidato y encontrar alguna razón para fincarle responsabilidades. La empresa dijo que no. Que nada que ver. Por el contrario, señalaron el origen del problema, resultando que el Ejecutivo mismo diera cuenta de la responsabilidad de COMSA.

Esta empresa fue recibida por el ex gobernador Manuel Ángel Nuñez Soto y su secretaria de Desarrollo Económico, Claudia Ávila Conelly, el 11 de junio del 2004 con la presencia del gerente de la empresa minera Nuevo Monte, Gilberto Figueroa y el representante de la contratista, Carlos Ortíz Rodríguez.
Ahí, Ávila Conelly afirmó: “Se refrenda así el compromiso del Ejecutivo estatal para apoyar y facilitar en la medida de lo posible la reactivación de las empresas del Distrito Zimapán.”

COMSA ha tenido obras en Guanajuato, Durango y Chihuahua, en cada una de las cuales, se desconoce la razón oficial de su retiro. Lo que sí es sabido, es la vasta galería de animales disecados que el diputado priísta tiene en su casa de Zimapán, fruto de su gran afición por la cacería, que ha practicado alrededor del mundo. Paradójicamente, él mismo se ha dicho preocupado por el medio ambiente, de tal manera que propuso al Congreso del Estado sanear de arsénico las aguas de su distrito.

Ahora, en pleno proceso electoral a renovar las 84 alcaldías estatales, el PRI ha puesto al hermano de la esposa de Carlos Ortíz, Héctor Trujillo Mejía, como candidato suplente de Juan Morán Chávez, titular, a la presidencia municipal de Zimapán.

Junto a Trujillo Mejía, figura en la planilla tricolor el nombre de Silvana Sánchez Helú, hija de César Sánchez Lozano, ex diputado priísta y dueño del Hotel Spa Posada del Rey. Silvana trabajó en el gobierno de Manuel Ángel Nuñez Soto, y en coordinación con Claudia Ávila, es que llegó BEFESA a Zimapán a tratar de imponer el confinamiento tóxico. Cabe resaltar que la población zimapense, tiene gran rechazo a todo lo que huela a Sánchez Lozano, por su cacicazgo en la región y, ahora, por la labor de su hija al permitir la llegada del basurero tóxico.