mancera

Miguel Ángel Mancera. Despolitizar al monstruo. FOTO: Oficial

La exclusión ha sido históricamente la herramienta favorita y más eficaz del patriarcado.

La estrategia masculina del “divide y vencerás” ha permeado la historia de una especie que ha sido definida desde los delirios del poder, desee un patriarca bíblico, Abraham, hasta un Adolfo Hitler.

Y la mujer ha sido reducida a un complemento óseo extirpado de un junior celestial, un Adán bueno para nada, un hijo de papi con una reptante angustia freudiana, que lo mismo opera en las iglesias, que en la política y en los medios de comunicación.

Para Simone de Beauvoir, la pensadora francesa de posguerra, considerada madre del feminismo contemporáneo, la necesaria reducción de la mujer para la jerarquía masculina tiene un anclaje utilitario en la anatomía femenina.

El hombre ve en la mujer a todas las hembras, concluye la pensadora en el segundo sexo. ¿Qué tanto ha avanzado en México el feminismo, cuando en pleno 2016, funcionarias que se auto-adscriben como feministas, aplican esos mismos criterios androcráticos y patriarcales para definir a una mujer como el enlace al azar de dos cromosomas repetidos?

Este Leviatán azul del Gobierno de la Ciudad de México se asume como macho progre pintando la ciudad de rosado, pero continua con un machismo transversal, con un discurso de forma… pero como anillo de bodas: sin fondo.

¿De qué nos sirve a las mujeres transgénero de la Ciudad de México tener un día onomástico, el 13 de noviembre, decretado por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, si su propia administración continua con acciones de Gobierno misóginas y genitalistas, de una barbarie peor que la que se reflejaba en la posguerra, que impulso a Simone de Beauvoir a escribir “El Segundo Sexo”?

La Secretaria de salud de la Ciudad de México intentó abrir un baño especial para personas transgénero en una clínica, reviviendo aquellas prácticas excluyentes racistas de los años cincuentas en los Estados Unidos, y que provocaron la rebelión de una mujer afrodescendiente, Rosa Parks.

Hace unos dias, en la red social Facebook, la directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, Teresa Inchaustegui, dijo que las mujeres transgénero no podemos ser incluidas en las acciones de la dependencia porque aún no se reforma la Ley del Registro Civil que reformó la Asamblea Legislativa el 13 de noviembre de 2014.

La directora del Inmujeres llegó a burlarse hablando de nosotras como “mujeress que no nacieron mujeres”.

Lo triste es que las dos acciones de misoginia transfóbica no partieron de hombres; sino de mujeres que nacieron mujeres, lo que demuestra que hay machistas de todos los sexos.

¿Es posible avanzar a una Constituyente, cuando funcionarias transfóbicas de la propia autoridad en turno, cancelan nuestra identidad y reconocimiento como mujeres?

Nosotras tenemos ya acceso a actas de nacimiento que nos permiten entrar a trabajar de cajeras al Oxxo, pero estamos frente a un Gobierno que no nos contrata como funcionarias. Y menos aún nos incluye en una propuesta como redactoras de una Constitución. En vez de esto, incluye a operadoras de uno de los políticos mas transfóbicos, la cual proponía también esos baños separatistas para personas trans, y que congeló en la Asamblea Legislativa la reforma para nuestra identidad por tres años, durante los cuales fue asesinada nuestra hermana Agnes Torres.

Una propuesta desde la feminisma trans, o transfeminisma es que se incluya en esta nueva Constitución de manera transversal el artículo primero constitucional que garantiza el derecho a la no discriminación, y los tratados internacionales de la CEDAW, Beijing y Belem do Pará.

Ser mujer no es una patriarcal lectura genitalista de nuestras anatomias, señora Inchaustegui. La mujer se construye, no nace, gracias a la señora Beauvoir.

Como ella dijo, seriamos mas fuertes si no tuvieramos aliados del enemigo entre nosotras. Seamos sororitariamente más fuertes.

*Ponencia leída en el Primer Encuentro de Mujeres Feministas Hacia la Constituyente de la CDMX.

H. Gloria Virginia Davenport

H. Gloria Virginia Davenport

Mujer Transexual, activista por los derechos LGBTTTI, académica y periodista. Amante de los libros, el vino tinto, la cerveza artesanal, los gatos y el rock
H. Gloria Virginia Davenport

Latest posts by H. Gloria Virginia Davenport (see all)

El macho progre y la ciudad pintada de rosa http://www.desdeabajo.org.mx/wordpress/wp-content/uploads/2016/03/mancera-1024x682.jpghttp://www.desdeabajo.org.mx/wordpress/wp-content/uploads/2016/03/mancera-300x300.jpgH. Gloria Virginia Davenport[DÍA D]H. Gloria Virginia Davenport
La exclusión ha sido históricamente la herramienta favorita y más eficaz del patriarcado. La estrategia masculina del 'divide y vencerás' ha permeado la historia de una especie que ha sido definida desde los delirios del poder, desee un patriarca bíblico, Abraham, hasta un Adolfo Hitler. Y la mujer ha sido reducida...