– “El que se mueve no sale en la Foto”. Fidel Velazquez, ex líder priísta.
– ” Y tampoco en el Selfie” Buffy Davenport.

La secuencia final de “El Resplandor” de Stanley Kubrick es un zoom inn lento a una fotografía de un Jack Nicholson con una sonrisa de burla, rodeado por una escenografía humana que solo sirve de acompañamiento.

Los paralelos entre esa fotografía y el retrato del “PinkWashing” o “#LavadoRosa” del presidente Enrique Peña Nieto tienen muchos paralelos que rebasan un gesto de sarcástico triunfante del mandatario, rodeado de académicos, activistas y pseudoactivistas del movimiento Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transgenero y Transexual (LGBTTTI), que fueron reducidos por voluntad propia a mera escenografía.

epn-dia-homofobia-selfie-matrimonio-igualitario

El pasado 17 de Mayo, cuando el mandatario anuncio su iniciativa para reformar el Artículo Cuarto de la Constitución en favor del Matrimonio Igualitario, quedó claro que su oficina presidencial hizo bien su papel.

En una alquimia Rosa bien orquestada supo a quienes invitar, balanceo prestigios, sumisiones, intereses y protagonismos indignantes para obtener un producto mediático, higiénico, plástico y artificial hasta el grado del ridículo.

Un absurdo fotográfico que ha aniquilado congruencias, ha exhibido incongruencias y llevado al movimiento a una crisis en el activismo LGBT.

La autocrítica dentro del movimiento LGBTTTI después del #LavadoRosa es necesaria, el reconocer puntos débiles y consecuencias, ante el establecimiento de una nueva relación utilitaria de un gobierno señalado por violaciones a los derechos humanos, hacia un movimiento que pasó de contestatario a la domesticación descafeinada.

En un momento en el que Peña Nieto y el PRI rebasan por la izquierda a un PRD desprestigiado por la aprobación en el senado de una normativa que deja fuera a los matrimonios de mujeres lesbianas y hombres gay de la Maternidad Subrogada, que solo es posible para parejas heterosexuales, es necesario abordar el #PinkWashing del presidente priista desde varios escenarios:

  1. La presentación de las iniciativas Pro matrimonio en etapa electoral, en un contexto de homofobia panista en Hidalgo, de misoginia en Quintana Roo y de pederastia en Veracruz (Estos dos casos en alianzas PAN-PRD) más la misoginia del PRD en la CDMX en su campaña machista ‪#‎PoderChilango‬ con su ‪#‎ChilangaMadre‬‬‬‬‬‬‬
  2. El uso de una tendencia mundial, el neoliberal y homonormado “Matrimonio Gay” para reposicionar a Peña Nieto internacionalmente, ante el descrédito que enfrenta por Ayotzinapa y otros actos de represión.
  3. La presencia de candidatas del PRD y de empleados LGBT de diputadas perredistas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en el evento del priista Peña Nieto en una etapa electoral, lo que refleja una total falta de congruencia ideologica, de seriedad y de convicción en su partido, reducida a nada ante un deseo volátil de protagonismo.

Un enanismo político, un oportunismo fotográfico que demuestra que el PRD ni siquiera le importa a sus militante y empleados LGBT.

La ausencia de fondo en las propuestas peñistas es evidente: El Matrimonio solo beneficiará a unas cuantas personas, pero lo inscribe en un panorama internacional en el matrimonio igualitario es un tópico internacional, por eso su insistencia en incluir a México en el grupo especializado en derechos LGBTTTI de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Sin embargo, dejó de lado algo más que la forma. Evadió la posibilidad de crear áreas estratégicas en favor de los derechos de las personas LGBTTTI dentro de su gobierno, como hubiera sido la apertura de una oficina para la atención especializada, acciones afirmativas para poblaciones LGBTTTI en situación de vulnerabilización extrema o, como mínimo, hacer referencia al problema del VIH/SIDA.

El pulido rosa a la seducción política de la heterocracia

Pero el #LavadoRosa de Peña Nieto tuvo un efecto aún mas tóxico, y tuvo que ver con una nueva manifestación de androcracia simbólica, un guiño desde un machismo heterocentrista hacia unas heteronormativa y una homonormativa sociales, ante las que demostró que el sector de Mujeres de las poblaciones disidentes de la heterosexualidad hegemonica, son incapaces de protestar.

El conflicto de género del Pinkguashin de Peña se genera a menos de un mes de la macromarcha realizada en la Ciudad de México, en la que miles de mujeres, muchas de ellas lesbianas, bisexuales y transgenero, protestaron sobre la avenida Reforma, el 24 de Abril, exigiendo el fin de la violencia feminicida, y responsabilizando al gobierno presidencial del incremento de feminicidios, principalmente en el Estado de México, entidad anteriormente gobernada por el actual presidente de la república.

homofobia-sin-mexico

Pero el 17 de mayo, las mujeres lesbianas, bisexuales y transgenero que asistieron a Los Pinos, a la presentación de las iniciativas pro matrimoniales, fueron bien portadas, con discursos suaves, casi complacientes, y carentes de reclamos enérgicos en contra de la violencia feminicida, como se vio el 24 de Abril, en lo que se ha denominado, la púrpura “Primavera Feminista”.

Peña Nieto es un producto destinado hacia un consumo de genero estereotipado, un producto mercadológico machista, dirigido a la seducción simbólica de la Mujer, ahora no solo heterosexual.

Desde su candidatura, fue vendido hacia las electoras como el seductor “Presidente guapo”, y su equipo de campaña difundia fotografías de las peñafans desesperadas por tener un “Selfie” con el actual mandatario.

Por eso no sorprende que haya sido una mujer transgenero la que pidió el Selfie, al que accedió el presidente.

Lo interesante habría sido que un hombre gay, quizás un integrante de la comunidad “Oso”, caracterizados por una poderosa masculinidad visual, le hubiera pedido el selfie al presidente, e incluso le hubiera dado un beso.

Por medio de la alquimia rosa de presidencia, la “Seducción” del priista Peña Nieto fue tal, que hasta la candidata LGBTTTI del PRD a la Constituyente, Lol Kin Castañeda, prácticamente brincaba en un chillón huipil verde por estar junto al mandatario, hasta llegar a formarse en la primera fila, en la foto oficial.

Quitándole lo rosa al amarillo multicolor

Una semana después de la foto del “Lavado Rosa” de Peña Nieto, los efectos secundarios de su estrategia comienzan a emerger, como consecuencia de una bien planeada estrategia con la exactitud de una maquinaria divertidamente perversa.

Las iniciativas a favor del matrimonio de personas del mismo sexo han provocado el rechazo violento del ultraderechista y católico Partido Acción Nacional, quien ha anunciado que irá contra ellas en las cámaras, por lo que posiblemente se irán a la congeladora legislativa.

Esto pone en una posición de sumisión al Partido de la Revolución Democrática (PRD), a su machista Secretaria de Diversidad Sexual (Integrada solo por puros hombres gay), y al presidente del propio partido, Agustin Basave, quien ha insistido en mantener alianzas con el PAN en varios estados, como en Quintana Roo, donde feministas han denunciado el machismo en la campaña “Si Votas Tocas” que se centra en el trasero de una mujer con un logo del PAN y otro del PRD en cada glúteo.

Otro punto débil de las alianzas PRD-PAN es Veracruz, donde el candidato de ambos partidos, el expriista Miguel Angel Yunes, es señalado por facilitador de pederastia, y donde el PAN ha intentado criminalizar la interrupción Legal del Embarazo, supuestamente defendida por el PRD como un derecho de las Mujeres.

El anuncio del PAN en contra de las iniciativas presidenciales a favor del matrimonio igualitario, pone en una ruta del ridículo y de la decalificación ética a Basave como presidente del PRD y a asu Secretaria de Diversidad Sexual, quienes tendrán que someterse a los panistas y aceptar su homofobia, con tal de continuar con las alianzas electorales.

Agustín Basave. Misógino. FOTO: PRD

Agustín Basave. Misógino. FOTO: PRD

A unos días de los anuncios en contra de las iniciativas por parte del clero católico, que han desatado una nueva ola de homofobia, y de la masacre de asistentes al bar gay “Madame” en Xalapa, Veracruz, el gobierno presidencial se desdibuja de la causa LGBTTTI

Peña y su equipo, legitimados ya, se alejan del tema y dejan al movimiento LGBTTTI violado, desacreditado, deslegitimado ante otros movimientos sociales libertarios, y en un esperado enfrentamiento con la ultraderecha.

Como en la película de Stanley Kubrick, quién además era fotógrafo, los paralelos con su film son muchos…

Las iniciativas pueden ser tiradas en las cámaras, sin embargo, la falta de lectura política de los contextos en los que Peña Nieto las presenta son en sí vergonzosos y ridiculizantes para el cómodo activismo de acompañamiento LGBT de foto y selfi

Las iniciativas podrán no pasar en las cámaras, pero el producto de otra cámara, fotográfica, ha pasado ya a la historia con una imagen que marcará por siempre, de una forma vergonzosa, al movimiento LGBT mexicano..

Link de entrevista:
http://tv.milenio.com/politica/Gloria-Davenport-entrevista-Azucena-Uresti_3_739156111.html

H. Gloria Virginia Davenport

H. Gloria Virginia Davenport

Mujer Transexual, activista por los derechos LGBTTTI, académica y periodista. Amante de los libros, el vino tinto, la cerveza artesanal, los gatos y el rock
H. Gloria Virginia Davenport

Latest posts by H. Gloria Virginia Davenport (see all)

El lavado rosa del Presidente (Manual para domesticar un arcoiris)http://www.desdeabajo.org.mx/wordpress/wp-content/uploads/2016/06/peña-multicolor.jpghttp://www.desdeabajo.org.mx/wordpress/wp-content/uploads/2016/06/peña-multicolor-300x300.jpgH. Gloria Virginia Davenport[DÍA D]H. Gloria Virginia Davenport
- 'El que se mueve no sale en la Foto'. Fidel Velazquez, ex líder priísta. - ' Y tampoco en el Selfie' Buffy Davenport. La secuencia final de “El Resplandor” de Stanley Kubrick es un zoom inn lento a una fotografía de un Jack Nicholson con una sonrisa de burla, rodeado...