Del “Poder Chilango” al Joder Chilango: Los machos del PRD a la Constituyente

“Nadie es más arrogante, violento, agresivo y desdeñoso contra las mujeres, que un hombre inseguro de su propia virilidad”
Simone de Beauvoir

poderchilango
Lanzamiento de la campaña “Poder Chilango”. Joder Chilango. FOTO: Reforma

“Poder Chilango”

Las letras amarillas están en ángulo ascendente hacia la derecha, y una tipografía que recuerda vagamente al logotipo de un detergente o de hamburguesas chatarra versión eréctil.

Slogan en masculino, que invita a confrontarlo con los análisis mediáticos de Wilson Bryan Key sobre publicidad subliminal, y que resultarían en un patético y simiesco alarde de testosterona eréctil. Un desplante territorial de machos negroamerillentos dirigido a los demás partidos políticos, luego de las pérdidas que el PRD tuvo en las pasadas elecciones en la ahora Ciudad de México.

Así, el slogan del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para impulsar candidatos y candidatas a la Asamblea Constituyente, que deberá aprobar la primera constitución de la Ciudad de México, es en sí un retrato, un diagnóstico de su verdadero rostro e intención, la lucha por impulsar un espíritu machista en el que las mujeres son solo un accesorio político.

Forma sí, pero no fondo en la CDMX de un juego de pulsos de hombres, como Miguel Angel Mancera, Jefe de Gobierno, Raúl Flores, dirigente estatal del PRD, Rene Bejarano, Jesús Ortega, y los inefables “polivoces” David Razu, quién perdió la delegación Miguel Hidalgo y Victor Hugo Romo, exdelegado en la misma demarcación, ex jefe de Razú y actual integrante de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

La competencia entre machos amarillos por llegar a la Constituyente ha demostrado que se trata de una guerra de testosterona en la que las Mujeres son sólo vistas como cómplices vacías, incapaces de cuestionar las decisiones de los patriarcas, sus excesos e incluso los desplantes de autoritarismo.

Y El Candidato que llegó en Cadillac a la Constituyente

Jesús Ortega. Amarillo bilis. FOTO: Proceso
Jesús Ortega. Amarillo bilis. FOTO: Proceso

El silencio de las candidatas a la Constituyente por el PRD al escándalo periodístico que involucra al candidato y expresidente nacional del PRD, Jesús Ortega como cliente en el prostíbulo “Cadillac”, centro de explotación sexual de mujeres, es más que evidente.

Candidatas externas Feministas, periodistas, candidatas “Juezayparte” del PRD no han levantado la voz en crítica hacia Ortega, ni en defensa de la periodista Sanjuana Martínez, que destapó el escándalo del patriarca perredista.

Tampoco, las candidatas perredistas se han solidarizado con la periodista que ha sufrido la persecución de toda la maquinaria masculina del sistema al grado de que una jueza (¿?) dió un fallo a favor de Ortega, y le exigió indemnizarlo por el daño hecho por el reportaje “Infierno en El Cadillac: Sexo, poder y lágrimas” publicado en el portal sinembargo.com

http://www.sinembargo.mx/20-04-2016/1650893

El único caso de una rebeldía y una postura crítica y feminista fue el de Yndira Sandoval, integrante del movimiento “Las Constituyentes” y militante del PRD, quién públicamente renunció a la suplencia que la dirigencia le impuso, y que la reducía a suplir a Lol Kin Castañeda Badillo, candidata externa de la dupla polivocesca de Razu-Romo (Foro Nuevo Sol).

Esta candidata made in razulandia, enfrenta el rechazo de varios sectores de poblaciones LGBTTTI y políticos por ser integrante del comité redactor de la Constitución y además pretender aprobarlo desde la Constituyente.

“Las Constituyentes” ha sido hasta el momento la única fuerza feminista que ha externado públicamente su apoyo a la periodista Sanjuana Martínez y ha criticado los desplantes machistas y la impunidad que pintan de un tono de amarillo-bilis tanto el expediente del caso “Cadillac” como la candidatura de Jesús Ortega y de todo el proyecto constituyente del PRD.

“El opresor no sería tan fuerte si no tuviera cómplices entre las propias oprimidas”, dijo en una ocasión la pensadora Simone de Beauvoir, piedra angular del feminismo contemporáneo…

…Y sus palabras resuenan con un eco histórico ante el silencio de las candidatas perredistas a la constituyente…

“Joder Chilango”

Para el PRD las chilangas no existen.

Solo la alegoría del poder en masculino, de la evocación de la potencia sexual, del ser (según creen ellos) lo contrario a lo impotente.

Comentarios

You may also like